Cuando estás buscando mantenerte en tu peso ideal, cada comida y cada caloría cuentan, especialmente a la hora de comer la última comida del día. Para muchas personas es difícil encontrar los alimentos adecuados y cometen el error de saltarse la cena. Así, piensan que van a evitar ganar peso pero lo cierto es que no ayuda para nada a eso, y además es muy malo para la salud.

Lo correcto no es dejar de comer, en el siguiente artículo podrás encontrar un los 5 de alimentos ligeros, que te harán mantener tu figura de manera saludable.

¿Por qué es más fácil engordar con las cenas?

Como nuestro cuerpo trabaja más lentamente en la noche, en comparación a otros momentos  del día, no digerimos igual los alimentos como lo hacemos durante el desayuno o el almuerzo. Además, cuando ya el sol se oculta, tenemos la tendencia de hacer menos ejercicios y no gastamos tanta energía, por lo que con las cenas, es mucho más fácil engordar si no prestamos buena atención a lo que comemos.

Los 5 de alimentos ligeros para cenar

5Ensaladas

Dale color verde a tus platos cuando vayas a cenar preparándote diferentes ensaladas con verduras y hortalizas que están repletas de fibra y son bajas en calorías como los tomates, cebollas, pepinos, espinacas, apio, entre otros.

Las ensaladas contienen vitaminas de efectos antioxidantes que nos ayudan a prevenir enfermedades degenerativas y a mantenernos sanos y fuertes.

Nota: Aunque parezca inofensiva, la lechuga es un alimento que causa indigestión, sobre todo durante la noche, ya que contiene fibras insolubles que pueden causar gases e hinchazón en el estómago, lo que hará que te cueste un poco poder dormir. Si eres de las personas a las que les cae mal este vegetal, entonces no lo uses cuando elabores tus ensaladas, si de lo contrario no te sienta mal, entonces puedes seguir consumiéndolo.

4Carnes magras y aves

 

Las proteínas animales no pueden faltar en la cena.  Ya sea carne de res, pollo, cerdo o pescado, todas son ricas en proteínas, lo que hace que te sientas lleno por más tiempo en comparación con otros alimentos como los carbohidratos. Escoge aquellas que no tengan un alto contenido graso y prepáralas a la plancha, asadas o al horno.

3Pan integral

Este alimento proporciona carbohidratos saludables que te dan energía de larga duración y ayudan a regular el azúcar en la sangre, por lo que te sentirás menos tentado a tomar un bocadillo de medianoche que sea alto en calorías y grasas.

Por ser integral, contiene altas cantidades de fibra,  lo que mantiene los alimentos en tu estómago durante más tiempo después de la comida, prolongando la sensación de llenura por más horas.

Sin embargo, no puedes abusar de él. La clave para que sea verdaderamente una opción ligera es que controles las porciones que te comes. Es muy práctico porque puedes comerlo junto con tus ensaladas o carnes. Si no quieres pan, sustitúyelo por arroz o tortillas pero que sean integrales, ya que tienen el mismo efecto.

2Huevos

Un huevo duro o pasado por agua hirviendo, es una opción ligera y sencilla para cenar y no engordar que te hará sentir satisfecho.

Si quieres ponerte creativo, puedes usarlo dentro de tus ensaladas o incluso comerlo con una rebanada de pan integral.

1Productos lácteos

Finalmente, otro alimento ligero y que te ayudará a mantener tu línea son los productos lácteos descremados que no contienen altos niveles de calorías como los yogures naturales y quesos bajos en grasa como el requesón, ricota o “cottage”.

Dile “No” a los alimentos pesados

Así como hay diferentes opciones de alimentos para cenar y no subir de peso que son ligeros, también hay aquellos que son pesados y retardan el proceso de la digestión causándote un gran malestar estomacal, además de hacerte aumentar de peso sin que te des cuenta.

Algunos de ellos son:

  • Alimentos grasos que tienen altas cantidades de calorías y carbohidratos como pizzas, hamburguesas, pastas, etc.
  • Alimentos fritos
  • Comidas picantes que te pueden causar reflujo o acidez estomacal y no aportan ningún tipo de nutrientes.
  • Bebidas alcohólicas de alto contenido calórico. Mejor opta por un té e infusiones que sean naturales.
  • Los helados, tortas de chocolate y galletas ya que son alimentos ricos en azúcar y están cargados de grasas y calorías adicionales que te harán engordar rápidamente. Mientras duermes, toda esta azúcar que consumas se convertirá directamente en grasa si no cambias tus hábitos alimenticios. Además, comerlos antes de dormir puede hacer que tengas pesadillas y alterar tu sueño.
No abuses de los azúcares en las bebidas

Si tienes la necesidad de endulzar tus bebidas intenta hacerlo con miel. No quieras exceder sino más bien utilizar solo una cucharada y con eso bastará.

Muy importante que recuerdes

Que para que tu metabolismo tenga tiempo de digerir los alimentos que cenaste y no engordes, debes tratar de comer una hora y media antes de acostarte.

Además, no olvides que todo lo que ingerimos en la noche tiene mayor probabilidad de convertirse en grasa y de acumularse en el cuerpo. Pero atención, dejar de cenar tampoco es una opción saludable, así que no puedes permitirte irte a dormir con hambre.

Haz caso a nuestras recomendaciones y sigue todas estas pautas que te hemos dado, y si además las combinas con un poco de ejercicio rutinario, que no te quepa duda que podrás cenar tranquila y ligeramente sin la preocupación de que vas a engordar.

Compartir