Muchas veces las personas cometen el error de realizar sólo las tres comidas fuertes del día, el desayuno, almuerzo y cena, dejando a las meriendas en el olvido, ya sea porque piensan que van a subir de peso si las comen o porque sienten que no son necesarias.

Pero la verdad es que, no disfrutar de una buena merienda implica pasar bastante tiempo sin ingerir alimentos, lo que disminuye la obtención de nutrientes y de la energía que nuestros cerebros y órganos necesitan durante el día para funcionar correctamente. Además, hace que se acumule el apetito hasta la hora de la cena, haciendo muy fácil que consumamos las comidas sin moderación.

Y, para que aporte realmente dichos beneficios, no solo falta comerlas cada día, sino que sean verdaderamente saludables y mantengan tu figura como quieres, sin riesgos de aumentar de peso.

Beneficios de una merienda sana

Merendar los alimentos correctos es muy beneficioso ya que calma la ansiedad durante el día y la noche, haciendo que se reduzcan las ganas de comer chucherías y carbohidratos refinados en la noche, lo que incide negativamente en tu peso y en tu salud.

De igual forma, acelera tu metabolismo, aumentando el proceso de quema de calorías y te brinda suficiente energía para que realices tus actividades físicas y mentales sin problemas. 

Los 11 alimentos más prácticos y recomendables

Para mantener activo tu organismo y hacer que llegues con menos hambre a tu próxima comida, debes consumir las siguientes opciones de meriendas sencillas de comer o preparar:

11Bananas

Son una opción ideal para merendar en las mañanas, ya que además de ser deliciosas, son bajas en calorías y contienen potasio, lo que te permite mantener una tensión arterial saludable. Asimismo son muy versátiles para preparar. Puedes comerlas ya sea enteras, rebanadas sobre un tazón con avena o cereal integral, licuarlas para hacer una merengada, añadirlas en trozos al yogur, entre otros.

10Manzanas

Las manzanas ayudan a prevenir el aumento de peso y son un excelente aperitivo que sacia tu hambre haciéndote sentir lleno con mayor rapidez que otras frutas. Además son bajas en calorías y gracias a sus efectos depurativos y diuréticos, ayuda a desintoxicar tu organismo.

Si te provoca comerlas de una forma diferente para variar un poco, puedes cortarlas en rodajas y acompañarlas con trozos de quesos bajos en grasas, de esta forma harás una mezcla dulce y salada crujiente y deliciosa.

9Palomitas de maíz (cotufas)

Esta merienda está llena de fibra y tiene pocas calorías. Igualmente contiene vitamina B12, un nutriente que ayuda a acelerar el metabolismo y quema la grasa almacenada y las calorías que tu cuerpo no necesita.

8Tostadas con mantequilla de maní natural

Preparar pan tostado integral y untarle un poco de mantequilla de maní hecha en casa es una excelente opción para merendar y no engordar, ya que la mantequilla es alta en grasa saludable y el pan contiene un montón de proteínas, lo que hacen esta preparación una mezcla perfecta para ti.

7Lonjas de jamón de pavo

Enrollar más de un par de lonjas de jamón de pavo te hará una buena y rápida opción de bocadillo para merendar, que es baja en calorías y contiene una buena cantidad de proteínas.

6Yogurt griego con frutos del bosque

Esta combinación es ideal para aportarte una buena dosis de proteínas, además que al contener calcio y aminoácidos, te ayuda a conservar tu masa muscular y quemar la grasa.

Al añadirle frutos del bosque como arándanos, fresas, frambuesas, entre otros, haces una comida muy rica no sólo en sabor, sino también en antioxidantes.

5Mini-sándwiches integrales

Hay momentos en los que al cuerpo le apetece pan, y para complacerlo sin que engordes, puedes prepararte unos mini-sándwiches de pan integral rellenos de jamón de pavo y quesos como ricota o requesón. Esta merienda saciará tu hambre sin que corras el riesgo de aumentar de peso.

4Galletas integrales con atún

Preparar galletas integrales con atún no es nada complicado y te ayudará a seguir con el cuidado de tu salud y figura, calmando el antojo con algo rico y práctico. Además, este bocadillo contiene muy pocas calorías, y es ideal para merendar y no engordar.

3Frutos secos

Las nueces, almendras, maníes, pistachos, semillas de girasol, avellanas, merey, castañas, piñones, entre otras, son una gran familia de frutos secos que al ser ricos en proteínas y contener grasas saludables, son una excelente alternativa para que meriendes sanamente.

2Barritas de cereales integrales

Este producto que viene en diferentes presentaciones, hecho ya sea de avena, granola, avellanas, miel e incluso con extractos de frutos rojos o del bosque, lograrán satisfacer  tus necesidades diarias de granos enteros, además de ayudarte a reducir el colesterol, y quemar la grasa de tu cuerpo.

1Gelatina

La gelatina es una buena aliada en la merienda, ya que ayuda a estimular tu metabolismo y fomenta la quema de grasas en el organismo. Sin embargo, conviene que te fijes en las etiquetas del producto, ya que hay algunas que contienen demasiada azúcar y grasas. Procura elegir aquellas cuyos índices de estos elementos sean nulos o muy bajos.

Esta rica merienda es también muy positiva para ayudar al proceso de digestión de los alimentos, y genera sensación de saciedad.

No olvides que…

La merienda ideal es aquella que te da las calorías precisas para que aguantes hasta la cena. Pero además, tiene que estar compuesta por una serie de ingredientes indispensables para el organismo como frutas, lácteos, cereales y frutos secos.

De igual forma, es necesario que no pases por alto las meriendas, tanto a media mañana como a media tarde, porque como has podido ver, aparte de ser muy variadas, son también muy beneficiosas para acelerar tu metabolismo, dotarte de las proteínas y nutrientes que tu cuerpo necesita a lo largo del día.

Compartir