Si alguna vez has sentido una sensación incómoda caracterizada por un ardor debajo de tu pecho y que se arrastra hacia tu garganta, entonces has sufrido de acidez estomacal. Este malestar es algo que la mayoría de los adultos experimentan durante su vida, generalmente un par de horas justo después de comer.

Cuando padeces de esto, es perfectamente normal que sientas que debes cuidar lo que comes porque tienes miedo de ingerir algo que te vaya a hacer sentir peor. Para ello, te orientaremos sobre qué alimentos comer para evitar la acidez.

¿Por qué tienes acidez?

Esta se ocasiona debido a que el esfínter esofágico, el músculo que permite que los alimentos se mantengan en tu estómago, se relaja cuando no debe hacerlo, impidiendo el paso adecuado de los líquidos necesarios para hacer una buena digestión, lo que provoca que estos suban por el esófago generando todo el malestar de la acidez.

No obstante, es posible combatir esta condición realizando ciertos cambios en tus comidas y tu rutina. Por eso, a continuación podrás conocer qué comer para la acidez.

Para que combatas la acidez y recuperes tu bienestar, la dieta más efectiva que debes seguir está compuesta por:

5. Verduras verdes

 

El brócoli, los espárragos, el apio, la lechuga y la coliflor, por ejemplo, son una buena alternativa ya que son alimentos bajos en ácido, lo que es un verdadero alivio para el revestimiento del esófago.

Cuando las prepares, asegúrate de no añadirle especias que sean ácidas como la pimienta negra y orégano, porque el efecto final sería totalmente contraproducente. Además, cómelas preferiblemente cocidas o al vapor, ya que algunas en su forma cruda pueden parecerte difíciles de digerir.

4. Carnes blancas

El pollo y pavo combaten la acidez y el reflujo por lo que resultan opciones mucho más sanas y preferibles en comparación a la carne roja. Opta por prepararlas hervidas, a la plancha o al horno, en vez de fritas y, asegúrate de quitarles la piel, ya que ésta es innecesaria porque contiene grandes cantidades de grasa. Recuerda que puedes acompañar estas comidas con las verduras verdes recomendadas en el párrafo anterior o con las que más te gusten.

3. Bananas

Esta fruta natural contiene niveles muy bajos de acidez, lo que lo hace un buen alimento para ayudar a aliviar el malestar. Sus propiedades actúan para cubrir, proteger y calmar el esófago irritado.

2. Leche de almendras

Para que empieces tu día con el menor número de problemas digestivos, es preciso que tomes leche de almendras en el desayuno. Como esta es alcalina, ayuda a neutralizar los alimentos ácidos convirtiéndola en un gran equilibrador y evita la producción de flujo gástrico y acidez.

Además, puedes usarla para hacer batidos de gran sabor mezclándola con algunas frutas frescas como fresas, manzanas o bananas.

1. Hinojo

Si no acostumbras a comer esta planta aromática es mejor que comiences ahora. El hinojo es un gran alimento para combatir el reflujo ácido, lo que parece mejorar la función del estómago.

Puedes tomarlo en té, colocando dos cucharadas de semillas de hinojo y un toque de miel en agua hirviendo. O también, puedes cortarlo en rodajas para comerlo en ensaladas, disfrutando su sabor único y crujiente.

Esta dieta equilibrada te va a aportar los nutrientes y energía necesarios para  mantener las funciones de tu organismo en un contexto de buena salud, ayudándote a combatir de manera eficaz la acidez en el estómago.

Un jugo poderoso

jugos-para-eliminar-la-acidez

El aloe vera o sábila tiene propiedades que ayudan a regenerar las zonas ulcerosas e inflamadas del estómago, lo que lo hace un gran aliado para aliviar la acidez. Bebe una ½ taza de jugo de aloe, a temperatura fresca antes de las comidas.

Mantén siempre en consideración el no abusar de esta bebida ya que puede provocar diarrea y dolor de estómago si se toma en exceso.

Alimentos no recomendables en tu dieta

Hay una gran cantidad de comidas y bebidas que no debes comer si padeces de acidez. Es por ello que te sugerimos evitar:

  • Todo lo referente a frituras y comida chatarra como perros calientes, pizza, hamburguesas, papas fritas, etc.
  • Cualquier fruta, ya sea cruda o en jugo, que sea altamente cítrica.
  • Dulces y chucherías como galletas, tortas, caramelos, etc.
  • Bebidas alcohólicas y refrescos.
  • Condimentos picantes como el curry, la pimienta, etc.
  • Salsas de tomate, mostaza, mayonesa, etc.
  • Café.
Ojo con el chocolate

El chocolate puede contener cafeína  y grasas, lo que consigue disparar la acidez estomacal rápidamente, por lo que es recomendable eliminar su consumo si se padece de dicho malestar.

Y, si se te hace muy difícil vivir sin este alimento, entonces trata en lo posible de disminuir la cantidad que consumes. Pero, sobre todo, no lo comas después de una comida muy pesada o cuando tengas el estómago vacío porque te puede generar mucho daño.

Hábitos que pueden ayudar
  • Después que comas, evita a toda costa hacer cualquier ejercicio físico donde tengas que adoptar alguna postura o agacharte. De igual forma, no te acuestes a dormir inmediatamente, sino después de más de un par de horas, ya que tras comer, los alimentos hacen presión sobre el esfínter, y acostado, puedes fomentar dicha acción haciendo que la comida busque retornar al esófago.
  • Haz que tus comidas diarias sean ligeras mientras tienes acidez, especialmente durante la cena, ya que las comidas más pesadas son las más difíciles de digerir ocasionando que tu estómago trabaje doble.
  • Toma la habitud de hacer deporte para que así evites la obesidad, la cual aumenta la presión abdominal, promoviendo que la comida se devuelva hacia el esófago y la sensación irrite tu garganta.
  • Deja de fumar.

Conclusión

No olvides corregir tus hábitos alimenticios y buscar atención médica si el problema continúa para que tu doctor te recete los fármacos que puedas necesitar.

Compartir