La diabetes es una enfermedad grave y compleja que puede afectar a todo el cuerpo y que requiere cuidados personales diarios para evitar el desarrollo de complicaciones que tengan un impacto significativo en la calidad de la salud y que puedan minimizar la esperanza de vida.

Aunque actualmente no hay cura para la diabetes, las personas que la padecen puede vivir una vida normal y agradable al aprender sobre la condición y llevar una alimentación que sea adecuada.

Pensando en ti y tu bienestar, en el siguiente artículo te orientaremos sobre los alimentos más recomendados y sanos que puedes consumir.

Alimentos más saludables

Cuando tienes diabetes, a tu cuerpo se le hace muy difícil generar insulina, lo que conlleva a la elevación de los niveles de azúcar en la sangre. Es por ello que, tu alimentación debe estar basada en un buen control de la azúcar que consumes para que no alcance niveles que sean peligrosos para ti. Los alimentos más saludables que te ayudan a controlarla son:

8. Manzanas

El aumento del colesterol es muy común cuando sufres de esta enfermedad, por lo que las manzanas son muy beneficiosas para ayudarte a mantener bajos los niveles. Asimismo, contienen bastante fibra y es una buena fuente de vitamina C. Cuando las comas, es preferible que lo hagas con todo y piel ya ésta está llena de antioxidantes importantes que no debes dejar de recibir.

7. Bayas

Si te gustan los arándanos, las fresas, o cualquier otro tipo de baya, tienes la libertad de comerlos cuanto gustes en tu dieta diaria. Estas frutas son una excelente opción cuando se tiene diabetes porque son bajas en calorías y carbohidratos, además de tener muchos antioxidantes, vitaminas y fibra. Puedes comerlas en el desayuno, junto tus cereales o yogures integrales, o simplemente tomar una porción y disfrutar de una rica merienda. 

6. Albaricoques

Los albaricoques son otra excelente alternativa ya que contiene muy pocas calorías y carbohidratos pero te proporcionan las vitaminas y fibra que requieres para estar fuerte y sano.

5. Naranjas

Las naranjas te aportan toda la vitamina C que necesitas en un día. Esta fruta es baja en calorías y carbohidratos y contienen folato y potasio que ayudan a controlar la presión arterial.

4. Aguacates

Este rico y versátil alimento es conocido por su contenido de grasas saludables para el corazón, lo que te permite sustituir las grasas dañinas por estas que controlan tus  niveles de colesterol y disminuyen el riesgo de que padezcas de enfermedades cardíacas. Puedes comerlos en ensaladas, sándwiches de pan integral, o incluso preparar un delicioso guacamole.

3. Frijoles

Los garbanzos, habas, lentejas y otros frijoles son altos en fibra y también una buena fuente de la proteína que no debe faltar en tu alimentación. Comer una taza de leguminosas diariamente te permite llevar un buen control sobre la azúcar en la sangre y a bajar la presión arterial.

2. Brócoli

Este vegetal tiene incluso más vitamina C que la naranja, y es alto en el antioxidante beta-caroteno, que es la sustancia que el cuerpo utiliza para producir vitamina A. Es muy importante que lo consumas ya que es igualmente rico en folato y fibra, bajo en calorías y carbohidratos y tiene otros beneficios para tu salud general como que promueve la visión, dientes, huesos y piel sanos. Si no te entusiasma mucho comer brócoli, las zanahorias tienen el mismo antioxidante y las vitaminas necesarias para que tengas una buena función inmune.

1. Pescado

Este producto, a diferencia de otras carnes, es bajo en grasas saturadas y colesterol, además que, los pescados como el salmón, la trucha y las sardinas, contienen una gran fuente de ácidos grasos omega-3, los cuales reducen el riesgo de padecer de arritmias (latidos cardíacos anormales), que pueden conducir a una muerte súbita.

Alimentos que debes evitar

Los siguientes alimentos no son para nada recomendados ya que contienen cantidades de grasa muy elevadas, sodio, carbohidratos y calorías que pueden aumentar tu riesgo de subir tus niveles de colesterol así como de la presión, enfermedades del corazón, azúcar en la sangre descontrolada y aumento de peso:

Comida azucarada: Productos como los dulces, postres, refrescos y otros alimentos que se hacen principalmente de azúcar son una muy mala idea ya que contienen muchas grasas y carbohidratos nocivos para tu salud, sobre todo, cuando sufres de esta condición. Estos alimentos no te aportan nutrientes, y además, por su alto contenido de azúcar, puede hacer que te genere aumento de peso no deseado. Si sientes que tienes un antojo de comer algo dulce, consume las frutas recomendadas anteriormente, que contienen calorías pero en muy bajos niveles y si te aportan vitaminas y minerales importantes para tu organismo.

Frutas deshidratadas: El proceso de deshidratación de las frutas hacen que sus azúcares naturales se concentren demasiado, lo que hará que tus niveles en la sangre se eleven y esto no es positivo. Lo mejor es que consumas las frutas frescas, que siguen conteniendo la misma fibra y nutrientes que las deshidratadas, pero no contienen tanta azúcar.

Productos lácteos enteros: La leche, yogures, y helados hechos de leche entera por ejemplo, pueden aumentar tus niveles de colesterol debido a su alto contenido de grasas saturadas. Prefiere consumir mejor aquellos que sean bajos en grasa, totalmente sin grasa o descremados.

Como al tener diabetes, el cuerpo no puede mantener los niveles saludables de glucosa en la sangre, que es la forma de azúcar y principal fuente de energía para el organismo, debes prestar mucha atención a lo que comes o no, ya que los niveles insalubres de glucosa en la sangre pueden llevarte a sufrir complicaciones de salud más graves a corto o largo plazo.

Nota:

Es importante que mientras padezcas esta condición visites a un médico especializado o nutricionista que pueda recetarte el mejor plan de alimentación para ti de acuerdo a factores como tu peso, edad, entre otros que el doctor crea pertinentes.

Compartir