Cuando tienes hipotiroidismo significa que hay un trastorno en tu tiroides que afecta esta glándula y provoca que haya una menor cantidad de hormonas tiroideas que son las que se encargan de estimular la producción de proteínas en tu cuerpo e incrementar la cantidad de oxígeno en tus células.

Cuando estas hormonas fallan, puedes sufrir de aumento de peso, fatiga, depresión, problemas intestinales como estreñimiento e incluso tu ritmo cardíaco y presión arterial pueden decaer.

Afortunadamente, puedes comer ciertos alimentos que pueden ayudarte a aumentar y reforzar la eficacia de tu tiroides de manera saludable para recuperes tu bienestar y energía, y los puedes descubrir a continuación en el siguiente artículo.

Alimentos para personas con hipotiroidismo

6. Frutas y vegetales frescos

Estos alimentos son una buena alternativa porque gracias a su alto contenido en yodo, ayudan a regularizar el funcionamiento tiroideo, estimulando la producción de hormonas tiroideas y no te hacen aumentar tu peso y, como este último es un problema muy común cuando se sufre de hipotiroidismo, los productos bajos en calorías como lo son las frutas y vegetales frescos, son lo ideal para evitarlo.

Elige frutas como las cerezas, arándanos, mango, cocos y vegetales y legumbres como espinacas, tomates, y lentejas que además son ricos en antioxidantes y nutrientes, y debido a la fibra que contienen, no tendrás la tendencia de sufrir estreñimiento, ya que ayudan a regular los movimientos intestinos. Pero, recuerda también limitar la ingesta de las verduras llamadas “crucíferas” como el brócoli y repollo, porque tienden a bloquear la capacidad de la tiroides para absorber el yodo, que es esencial para que la función tiroidea ocurra de forma normal.

5. Nueces

Las nueces son un bocadillo muy práctico ya que son otra gran fuente de selenio, un mineral antioxidante que ayuda a que la tiroides funcione correctamente. Puedes tomar un puño y comerlas como merienda, o añadirla en tus ensaladas para tus almuerzos y cenas.

4. Granos enteros

Como el estreñimiento resulta un síntoma muy común del hipotiroidismo, lo que puedes hacer al respecto es comer alimentos de granos enteros integrales como cereales, pan, pasta y arroz que además son ricos en nutrientes y fibra, lo que puede ayudar con la regularidad intestinal.

3. Algas marinas comestibles

Si te encanta el sushi, sobre todo por las algas empaquetadas que contiene como nori, wakame y dulce, entonces vas a disfrutar aún más de comer este alimento, ya que tiene una alta concentración de yodo, un nutriente esencial para la función tiroidea. Además, estas algas no solo las puedes comer en este plato japonés, sino también preparadas en sopas y ensaladas. Otra ventaja de ellas es que ofrecen otros beneficios nutricionales como fibra, calcio y vitaminas.

2. Pescado

Los peces como el atún, sardinas, salmón y trucha, son un alimento que potencia la función tiroidea y mantiene las glándulas relacionadas en un buen estado. Asimismo, como contiene ácidos grasos de omega-3, puede ayudarte a reducir la inflamación que causa la lentitud del funcionamiento de la tiroides y a reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

1. Leche enriquecida

La leche enriquecida y fortificada tiene cantidades significativas de calcio, proteínas, yodo, y sobre todo, vitaminas de complejo B12. Estas últimas ayudan a que la glándula tiroidea pueda producir energía para trabajar rápidamente y como debe, y también contribuye a evitar cualquier problema intestinal que pueda aparecer, como la acidez estomacal.

Alimentos a los que les tienes que decir que NO

El hipotiroidismo puede ser una condición difícil de manejar, y lo que comes puede interferir con tu tratamiento y pronta mejora. Y así como hay alimentos que influyen positivamente en la función de la glándula tiroidea, hay otros que pueden afectarla y también inhibir la capacidad de tu cuerpo para absorber las hormonas que puedes tomar en medicamentos. Los alimentos que no debes comer son: gluten 

 minimizar la ingesta de productos que contengan gluten

ya que esta proteína, que se encuentra en los alimentos procesados a partir de trigo, cebada y otros granos, puede irritar tu intestino delgado y así dificultar la absorción de la medicación que estés tomando para estabilizar la hormona tiroidea. Si decides comer gluten, asegúrate de escoger los granos enteros integrales que son ricos en fibra y no te causan irregularidades en tu estómago, como los recomendados en los párrafos anteriores.

  • Alimentos grasos: Las grasas pueden afectar directamente la capacidad de la tiroides para producir las hormonas que debe, así como también alterar la absorción de la medicina que regula la hormona tiroidea por lo que no es buena idea que consumas alimentos de alto contenido graso como la mantequilla, mayonesa, frituras y algunos cortes grasos que puedes encontrar en las carnes.
  • Alimentos procesados: Este tipo de alimentos como las hamburguesas, nuggets, salchichas, refrescos, entre otros, tienden a tener mucho sodio, lo que puede aumentar tu tensión arterial a niveles muy altos, poniendo tu salud es un riesgo elevado, por lo que debes evitar comer estos productos.

Como viste antes, el hipotiroidismo puede hacer que aumentes de peso si comes los alimentos inadecuados mientras lo padeces, y uno de estos son los dulces, ya que hacen que  tu metabolismo se ralentice, lo que te hará que ganes kilos más rápido de lo normal. Además, los alimentos que contienen cantidades excesivas de azúcar como las donas, tortas, chocolates, golosinas, caramelos, ponqués, entre otros, no aporta ningún tipo de nutriente para que tu organismo funcione de maravilla. Entonces, reduce la porción de dulces que ingieres, o elimínalos por completo de tu alimentación.

Compartir