Vomitar es sin duda alguna un acto muy fastidioso e incluso repulsivo para muchas personas. Y, aunque después de hacerlo se llega a tener un aplacamiento o mejoría de la sensación, es un hecho que no se puede tomar a la ligera, y que se debe ser atento y cuidadoso sobre lo que se hace después, como, por ejemplo, cuando llega la hora de comer algo.

¿Por qué vomitamos?

El estar mal del estómago y “devolver” lo que teníamos en él es un acto natural de nuestros organismos y se debe a diferentes factores ocasionados precisamente por problemas digestivos; cuando ingieres alimentos que no estaban en buen estado o que has escasamente digerido, por ejemplo; el estrés, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, el embarazo, y hasta el asco.

Sí, así es. Generalmente cuando ves o hueles algo que te disgusta y repugna, y sientes asco, puedes producir el vómito ya que el cuerpo rechaza eso que le parece extraño.
Pero, al ser un acto natural del estómago, ¿Es que podemos comer algo después de vomitar?

Y pues sí, sí se puede y a continuación podrás descubrir algunas recomendaciones al respecto.

5 comidas aconsejables después de vomitar

5Sopa

Si eliges bien los ingredientes, la sopa es la comida que va a calmar tu estómago y lo preparará para recibir elementos comestibles más pesados. De papas cocidas, un caldo de arroz e incluso uno de pollo, son las opciones más nutritivas para hacer sentir mejor tu sistema digestivo.

4Banana

Al vomitar pierdes grandes cantidades de potasio, por lo que al comer esta fruta puedes recuperar este valioso mineral y así balancear de nuevo sus niveles en tu cuerpo.

3Puré de manzana

La manzana es también una fruta que contiene diversos minerales al igual que la banana como lo son el potasio, el calcio, el magnesio, el hierro, entre otros. Además de tener propiedades antiinflamatorias, antiácidas y depurativas, ella hace que tu estómago se sienta lleno y bien alimentado.

2Pan tostado

Una rebanada de pan tostado ayudará a que “hagas estómago”, es decir, que logres que se sienta estable y apto para funcionar como antes. Eso sí, no le coloques ni mermelada, salsas, aceites, mantequilla, ni jamón al pan. Cómelo sólo, o úsalo de acompañante cuando vayas a tomar tu sopa o consomé.

1Pollo asado o pavo horneado

Si tu estómago ya está mejorando, puedes comer alimentos blandos como el pollo o pavo, preparado de dichas formas, ya que son una buena y aceptable fuente de proteínas cuando se está convaleciente.

MPORTANTE: Debes tener en cuenta que los alimentos que comas deben ser suaves para que los puedas digerir fácilmente. Otras opciones de este tipo son las galletas saladas, las papas cocidas y el arroz.

No olvides esperar un tiempo determinado (más de un par de horas después de vomitar) para poder ingerir los alimentos recomendados.

Alimentos a evitar después de vomitar

No comas ni bebas ningún alimento que sea ácido, como mandarinas, kiwi, limonadas o jugos de naranja especialmente, ni tampoco ingieras productos lácteos como la leche, ya que ésta contiene grasas y puede agravar tus síntomas y hasta causarte otros nuevos como la diarrea.

De igual forma, evita a toda costa cualquier comida que contenga mucha sal (como las salchichas, hamburguesas, papas fritas, productos enlatados), picante y/o condimentos. Así como también el café y por supuesto el alcohol.

¿Hay que hidratarse después de vomitar?

Aunque es bien sabido que vomitar no es dañino para la salud, sí puede llevar a la deshidratación, lo que es altamente perjudicial, sobre todo para los más pequeños de la casa y para las personas de edad muy avanzada.

Es por ello que el agua es una buena aliada después de vomitar, ya que permite que tu cuerpo reponga el líquido que ha perdido y pueda recuperarse mejor y más rápidamente. Sin embargo, ten cuidado. Debes esperar unas cuantas horas antes de ingerir esta bebida, y cuando lo hagas, hazlo lentamente para ver si tu cuerpo la tolera, ya que de lo contrario podría más bien rechazarla si todavía no está del todo bien.

¿Beber algo más que agua está bien?

Sí, está bien. No tienes que limitarte sólo a tomar agua. Siempre puedes beber algún otro tipo de líquido que sea ligero como las gelatinas, las sopas claras, las paletas de helado, té de hierbas, hasta las bebidas que toman los deportistas. Éstos líquidos incluso pueden ayudar a preparar tu estómago para comer alimentos sólidos cuando se sienta listo, lo que es muy positivo.

Algunas otras recomendaciones para después de vomitar:

  • Enjuaga tu boca para quitar el mal sabor y olor.
  • Toma un poco de aire fresco.
  • Descansa en un lugar calmado. Preferiblemente en una posición donde te encuentres sentado, ya que acostado puedes ocasionar náuseas.
  • Aléjate de lugares que tengan malos olores que puedan inducir el vómito.
  • Si no tienes hambre, no te obligues a comer alimentos sólidos. Pero sí acuérdate de tomar la cantidad de líquido necesaria. Lo menos que quieres es forzar a tu organismo que ya se la está pasando muy mal.
  • Sigue las necesidades de tu cuerpo, que es muy sabio, y aprovecha todos los momentos que tengas para ayudarlo a limpiarse y estar mejor.
¿Cuándo visitar al doctor?

En el caso de que todavía pases más de un par de días vomitando, tengas otros síntomas como fiebre o dolor de estómago, y no te sientes capaz de siquiera probar un bocado de comida, es tiempo que visites a un médico para que te realice los exámenes pertinentes y así puedas saber que te está causando ese incómodo malestar.

De esta forma, según lo que tengas, te recetará los medicamentos pertinentes para controlarlo y detenerlo, y si es necesario, te mandará sueros de rehidratación en la sala de emergencias, de manera que puedas mejorar tu bienestar, lo que es altamente primordial para ti.

Compartir