Qué Comer Con Gastroenteritis: 5 Alimentos Más Aconsejables

 

Atrás

5. Sopas

Este alimento es verdaderamente ideal cuando padeces de esta enfermedad ya que las sopas proporcionan valiosas cantidades de líquido, que pueden ayudarte a aliviar la deshidratación causada por la diarrea y vómitos. Además que tomar líquidos le permite a tu cuerpo eliminar las toxinas a través de la orina, lo que puede ayudar a que te cures más rápidamente.

Prepáralas en forma de caldos o cremas, y que sean a base de verduras blandas preferiblemente. Al momento de darles sabor, procura no utilizar condimentos que sean fuertes, ya que puede irritar más tu estómago y empeorar los síntomas.

Atrás

¿Qué es la gastroenteritis?

La gastroenteritis es la inflamación de los intestinos y el estómago causado ya sea por un virus, bacterias o parásitos, contraídos por el consumo de alimentos contaminados.

Independientemente de la causa, los síntomas pueden incluir calambres abdominales, diarrea, náuseas, vómitos y, en algunos casos, una fiebre de bajo grado.

Mientras tienes gastroenteritis es importante que prestes mucha atención a la alimentación que llevas, ya que comer los alimentos adecuados puede ayudarte a sentirte mejor. De lo contrario, escoger comidas erróneas, puede empeorar tu malestar.

Es por ello que en el siguiente artículo podrás conocer las mejores opciones de alimentos que tienes que comer si tienes gastroenteritis.

Alimentos a evitar

Cuando sufrimos de gastroenteritis nuestro estómago se encuentra muy sensible, por lo que comer alimentos pesados puede empeorar los síntomas haciendo que la recuperación sea más lenta de lo normal. Estos alimentos son los siguientes:

  • Alimentos procesados y altos en grasa como productos enlatados, embutidos, y frituras.
  • Alimentos altamente condimentados o picantes.
  • Alimentos con mucha fibra como los vegetales de hojas verdes y frutos secos.
  • Chocolates, helados, chucherías, golosinas, y otros dulces en general.
  • Bebidas artificiales que contienen mucha azúcar como los refrescos, jugos envasados, bebidas deportivas, entre otros.

Otras recomendaciones

  • Debes dejar reposar tu estómago durante las primeras 24 horas o mientras los vómitos se detienen. Mientras tanto, no te debes olvidar de tomar suficientes líquidos (2 o 3 litros aproximadamente) para evitar una posible deshidratación.
  • Cuando sientas que tu estómago esté calmado, puedes intentar comer carnes magras como el pollo o pescado blanco. Prepáralas cocidas, ya que fritas le puede hacer daño a tu estómago.
  • Para que no propagues la contaminación, recuerda lavar tus manosfrecuentemente antes de comer y antes de preparar la comida. Igualmente, debes lavar muy bien los alimentos e implementos que vayas a usar para cocinar.
  • Desinfectar los asientos de inodoros y todas las superficies u objetos susceptibles de ser infectados por las deposiciones o vómitos

Ten cuidado con la transmisión

Aparte de tener mucho cuidado con tu alimentación, también debes prestar atención con la transmisión y forma de propagación de esta afección. La gastroenteritis es una enfermedad contagiosa. Una persona infectada puede transmitir la enfermedad, mientras tenga aún los síntomas e incluso hasta 2 semanas después de que hayan desaparecido. Por ello, debes tener muy en cuenta que la gastroenteritis puede transmitirse de las siguientes maneras:

  • A través del consumo de agua o alimentos contaminados, como dijimos al comienzo del artículo.
  • Por medio del contacto directo con una persona contaminada, por ejemplo, por besar o dar la mano, en el caso de que las manos de la persona están contaminados con microbios provenientes de las deposiciones. De igual forma, con el contacto indirecto con personas u objetos contaminados.
  • Al comer alimentos o tocar superficies u objetos que han sido manipulados y contaminados por una persona infectada con el virus (manillas de la puerta, utensilios de cocina, ropa, juguetes, entre otros).

Importante:

Si tus síntomas son graves y de larga duración, busca atención médica para que el doctor te evalúe y pueda recetarte la medicina necesaria para tu mejoría.

La diarrea, la acidez, el ardor de estómago, el dolor y el malestar, son síntomas de dolencias del aparato digestivo. Pero no hay que confundir las diferentes enfermedades que pueden afectar a nuestro estómago, como la gastritis, la gastroenteritis u otras manifestaciones como la intoxicación alimentaria. 

Compartir