Algo que suele ser muy molesto y doloroso es un dolor de muelas. Este problema de salud muy común, ocurre la mayoría de las veces debido a que llevamos una higiene bucal deficiente o tenemos alguna una infección. Incluso puede tratarse en parte debido a factores hereditarios y hasta si tenemos irritación en el oído o sinusitis. Por eso, no debes ignorar este malestar, sino más bien prestar atención a estos síntomas, ya que puede ser señal de que hay algo que no está bien en tu boca.

En este sentido, no es sorprendente que quienes lo padecen busquen sin cansancio cómo remediarlo, por ello, y hasta que puedas ver al dentista, en el siguiente artículo te ofreceremos una lista de alimentos que tienes que comer para eliminar el dolor de muelas.

Alimentos que puedes comer para aliviar el dolor de muelas

Probablemente no quieras comer nada debido a la gran molestia que estás sintiendo en tus dientes y encías, pero para aliviarlo y recuperar tu bienestar, podrías comenzar con lo siguiente:

10. Perejil

Esta hierba es ideal cuando sufres de este malestar, ya que tiene propiedades antiespasmódicas, lo que es muy bueno para contrarrestar el dolor que sientes de una forma muy natural. Lo que tienes que hacer es masticar un puñado de hojas con el diente afectado para que relaje la zona.

9. Ajo

Quizás no te guste mucho la idea debido a su sabor y olor fuerte, pero el ajo es un gran remedio casero para ayudarte a curar el dolor de muelas, ya que posee propiedades antibióticas e antiinflamatorias. Puedes picar un ajo fresco y colocarlo en la encía de la muela donde tienes la molestia.

8. Té negro

Aunque no es precisamente un alimento, sino más bien una bebida, el té negro es una excelente opción para ti. Al igual que el ajo, cuenta con cualidades analgésicas y des-inflamatorias que te permitirán reducir el dolor. Lo que debes hacer con él es aplicarlo directamente en su bolsita sobre la zona inflamada, después de que ésta ha sido pasada por agua caliente previamente para que destile el té. Es importante que esperes a que esté a temperatura ambiente para que puedas aplicarla.

Cuando sientas que tu problema para masticar se está aliviando y tu mandíbula está relajada, puedes intentar comer los siguientes alimentos:

7. Patatas horneadas

Al ser tan fáciles de masticar y comer, las patatas horneadas son una muy buena alternativa cuando sufres de dolor de muelas y tienes los dientes muy sensibles. Puedes prepararlas también cocidas o en puré.

6. Yogur

Este producto, al igual que las patatas, no requiere de un gran esfuerzo para ser masticado, por lo que es ideal para que lo comas mientras tienes el malestar. También tienen el mismo efecto la avena, y la gelatina.

5. Caldos

Puedes prepararte unos caldos o sopas ya sea de verduras, pollo o pescado. Estos te mantendrán alimentado y no requieren de mucho trabajo para que los mastiques, por lo que tus dientes permanecerán relajados. Es importante que las sopas no estén muy calientes, ya que de estarlo puede empeorar tu malestar. De igual forma, no utilices ningún tipo de condimento fuerte o picante porque puede causarte irritación.

4. Helado

Una alternativa deliciosa a la que probablemente ninguna persona le diría que no, es el helado. Al igual que los demás alimentos en la lista, no necesita un gran esfuerzo de tu parte para ser masticado. Además, es un producto lácteo así que es rico en calcio.

Sin embargo, debes tener en cuenta que no puedes comer aquellos que contengan maní o cualquier otra clase de semillas, ya que pueden provocarte molestias, lo que sería contraproducente durante tu recuperación.

3. Natillas o pudines

Cualquiera de estas dos deliciosas opciones es adecuada para ti, porque además de ser a base de leche y proporcionarte algo de calcio, para el momento en que hayas terminado de comerlas, estarás lleno, y habrás dejado de pensar en el dolor agonizante en el diente. Otra alternativa de este tipo pueden ser las tortas cuyo bizcocho sea extra suave y húmedo.

2. Pastas

Cuando tu dolor ya esté menguando, puedes intentar comer pastas o fideos porque son fáciles de comer y mantendrán tu hambre saciada.

1. Carne en puré

Normalmente la carne se hace puré cuando se necesita alimentar a un bebé o a una persona con una condición dental específica como es el caso de un dolor de muelas. El producto final es una salsa líquida que no te dará ninguna molestia al tragar y que te mantendrá alimentado.

Puedes añadirle condimentos que sean simples como la sal, y algunos vegetales molidos para darle buen sabor y nutrientes importantes.

Algunos cuidados extras

  • Enjuágate con agua tibia con sal ya que esta tiene un gran poder antiséptico que ayudará a aliviar la infección que tienes y a aplacar el dolor. Prepárala en medio vaso pequeño y haz gárgaras con ella antes de cada comida.
  • Podrías usar también clavos de olor, ya que contienen propiedades antiinflamatorias y ayudarán a relajar tu encía. Toma uno y colócalo por algunos minutos en la zona que está afectada o puedes también conseguirlos en aceite, de manera que lo coloques con ayuda de un algodón en la parte que te duele.
  • Coloca una compresa de agua helada externamente, en el lado de la mandíbula donde tienes el dolor de muela. Hacer esto puede ayudarte a reducir la inflamación y las molestias en general.
  • No comas ni tomes bebidas que sean muy calientes o muy frías.
  • Evita comer cualquier sustancia que sea pegajosa como los caramelos y chicles.
  • Cuida tu higiene bucal de manera apropiada para que prevengas la caries dental. Es recomendable que después de cepillarte, uses hilo dental.

Importante: Un dolor de muelas es una indicación de que hay procesos degenerativos produciéndose en tu boca y de que debes buscar la ayuda de un profesional de la salud calificado

Compartir