Vas a tener un bebé pronto y eso es una excelente noticia tanto para ti como para tus familiares ya que es una hermosa bendición. Pero, así como te sientes inmensamente feliz debes estar también preocupada y ansiosa por hacer que todo te salga muy bien en esta importante etapa de tu vida.

Es por eso que procuras no cometer ningún error, especialmente en tu alimentación durante los tres primero meses, que son los más cruciales durante tu embarazo, porque es cuando tu bebé está creciendo y desarrollándose dentro de ti, tanto tú como él necesitan estar muy sanos.

¿Por qué es tan importante alimentarse bien durante los primeros meses de embarazo?

 

Comer los alimentación adecuada durante el embarazo te permitirá tener un control sobre lo que dejas entrar en tu cuerpo y ver qué puede afectar positiva o negativamente a tu bebé.

Elegir los alimentos correctos contribuirá a que prevengas diversos malestares que pueden aparecer durante el periodo de gestación como el agotamiento, la debilidad, el estreñimiento, los vómitos, entre otros.

Para ayudarte a ti y a tu futuro hijo/hija, tu cuerpo requiere de mucha fuerza y energía, por lo que debes alimentarte muy cuidadosamente. Por ello, a continuación, encontrarás los mejores consejos para que sigas una dieta ideal y nutritiva, y así cubrir las necesidades de ambos.

Los 5 alimentos más nutritivos

Las siguientes recomendaciones recopilan los mejores 5 y más nutritivos alimentos que debes comer durante los primeros meses de embarazo para estar saludable y sentirte bien:

5. Frutas


Las frutas son una de las mejores opciones para comer durante el embarazo ya que contienen de todo un poco (agua, vitaminas, fibra, minerales y antioxidantes) y nada de grasa, lo que las hace la receta perfecta.

La gama a escoger es extensa como guayabas, manzanas, peras, mangos, lechosa, fresas,  uvas, melón, mandarinas, moras, patilla… y la mejor parte es que puedes comerlas a tu manera, ya sean crudas, secas, en ensaladas, en jugos o en batidos.

4. Ricos en ácido fólico

A pesar de que tu doctor te haya prescrito píldoras o suplementos de ácido fólico, todavía puedes incluir en tu dieta alimentos ricos en “folato” (otro nombre que recibe este tipo de vitaminas) ya que es importante para el mantenimiento de tu embarazo y también para la evolución del embrión.

Los alimentos que contienen una gran fuente de folato son las verduras como la espinaca, los espárragos, el perejil, la remolacha, el brócoli, así como también los huevos, los granos, la lechuga, las papas, los aguacates, el melón, etc.

3. Alimentos que incluyen vitamina B6

Comer cereales integrales, salmón, hígado, cambures, nueces, entre otros… puede ser muy beneficioso para ti ya que incorporan dicha vitamina, la cual les facilita a muchas mujeres el aplacamiento de las náuseas que pueden sufrir.

2. Carnes

Las proteínas animales como la carne y el pollo, siempre y cuando estén cocidas bajo condiciones higiénicas extremas, son una excelente alternativa porque aportan vitaminas y hierro. Este último es esencial para impedir que la futura madre sufra de anemia.

1. Lácteos

La leche y sus productos derivados, como el queso y el yogurt natural, incluyen agua, vitaminas, calcio, grasas saludables, ácido fólico y vitamina D, lo que es altamente provechoso para tu cuerpo y tu vitalidad.

Así como hay alimentos que favorecen tu salud durante los primeros meses de embarazo, hay otros que pueden ser muy peligrosos como lo son los siguientes:

Alimentos que debes evitar

alimentos-que-no-puede-comer-una-embarazada
  • Productos del mar

Aunque los pescados y mariscos son fuentes de diversos nutrientes, normalmente contienen también altas cantidades de mercurio, un compuesto que puede obstaculizar gravemente el desarrollo del cerebro del feto, por lo que es aconsejable que evites por completo estos alimentos durante los primeros meses.

  • Procesados y envasados

No incluyas en tu dieta alimentos de este tipo como jugos de cartón, perros calientes, leche condensada…porque pueden estar cargados de bacterias que causan enfermedades. En su lugar, prefiere ingerir jugos caseros que sean recién exprimidos, por ejemplo, y procura consumirlos al instante de ser preparados.

Además, los alimentos procesados están compuestos de ingredientes que contienen sustancias artificiales nocivas para el organismo, como aditivos, saborizantes, estabilizantes y conservantes, entre otros.

  • Quesos no pasteurizados

Mantente alejada de todos aquellos quesos que sean blandos y que están hechos principalmente con leche no pasteurizada (como el Camembert, el Brie, entre otros) ya que pueden ser los portadores de diversas bacterias lo que podría llevarte a sufrir una intoxicación.

que-comer-embarazada

Dulces en la “dulce espera”

Los azúcares y carbohidratos son esenciales para mantener un buen nivel de calorías diarios para que tu cuerpo pueda producir un bebé sano.

Es por ello que darle un toque dulce a tu dieta no está mal siempre y cuando no abuses de su consumo. Come frutas frescas, avena con un poco de azúcar, pudines, zumos de fruta fresca y batidos.

Otros cuidados a tomar en cuenta

Es muy conveniente para ti, que durante los primeros meses de embarazo también hagas lo siguiente:

  • Descansa todo lo que puedas y necesites.
  • Relájate leyendo tu libro preferido, viendo una película tranquila o escuchando música suave.
  • No fumes.
  • No ingieras bebidas alcohólicas.
  • Reduce o elimina por completo tu consumo de cafeína, ya que es normal que ésta pueda ocasionarte irritabilidad, ansiedad, dificultades al momento de dormir, y hacer que tengas un ritmo cardiaco irregular.
  • Asegúrate de lavar muy bien todos los alimentos que vayas a consumir, y de cocinar muy bien todo lo que sea carnes y aves.
  • Chequea las indicaciones de las medicinas que vayas a tomar, para saber si hay algún componente que pueda perjudicar la vida de tu bebé.
  • Asiste siempre a la cita de rutina con tu médico y prevenlo cuando sientas que algo no va bien.

Después de todos los consejos dados, organiza bien tu alimentación y prepárate para recibir a tu bebé en las mejores condiciones tanto físicas como mentales.

Compartir